Con la tecnología de Blogger.

PUBLICIDAD

martes, 6 de diciembre de 2016

Ahora Ley de Partidos y Reforma a la Ley Electoral

“Es impostergable que el Congreso de la República coloque en su agenda conocer, en el menor tiempo posible, una Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas, por la salud del sistema de partidos de República Dominicana”.
La terminante afirmación es de Julio Cesar Valentín, Senador de la Republica, en un aparte que realizara en la conferencia dictada el sábado tres de diciembre en la
Casa Nacional, abordando el tema de las ideas progresistas en las agrupaciones políticas.
“Con la Ley de Partidos y la Electoral, el PLD ha procurado el mayor consenso posible”
Considera que habiendo cumplido con la obligación constitucional, como es de conformar la Junta Central Electoral, se hace más que necesario retomar el conocimiento de la Ley de Partidos y la Reforma a la Ley Electoral.
Como congresista, miembro del Comité Político y de una comisión de ese organismo partidario del PLD, Valentín ve perentorio que comience a ventilarse una norma que regule el funcionamiento de las agrupaciones partidarias.
“Siquiera el Partido de la Liberación Dominicana, la más grande agrupación partidaria del país, con la mayor capacidad para controlar las tensiones internas, no está en capacidad de arbitrar futuro conflictos”, argumentó el Senador por la provincia Santiago por lo que se manifiesta en sintonía para sea la Junta Central Electoral, un organismo del Estado dominicano, quien arbitre los procesos internos en el PLD y en las demás entidades partidarias del sistema electoral dominicano.
Apuntó el senador Julio Cesar Valentín en respuesta a la pregunta de Vanguardia del Pueblo que no es lo mismo el partido de cuadros, que el PLD de ahora con aproximadamente tres millones de miembros en su padrón, una cantidad superior al promedio de votos alcanzado en los procesos electorales nacionales.
Considera que se hace necesario una Ley de Partidos que autorice a la Junta Central Electoral ser árbitro en las elecciones primarias de esas agrupaciones, pero también para que se establezcan los derechos constitucionales de los militantes de una organización política, que les permitan exigir que se rinda cuenta de los recursos que le otorga el Estado, a que se establezcan requisitos para optar por determinadas candidaturas, entre otros derechos.
Valentín es miembro de una comisión designada por el Comité Político, que coordina Rafael Albuquerque y de la cual forman parte Reinaldo Pared Pérez, secretario general del PLD, Franklin Almeyda, Cesar Pina Toribio, Temistocles Montás, Radhamés Camacho y Abel Martínez, que ha preparado un proyecto de Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas y la Reforma a la Ley Electoral.
En el conocimiento de las particularidades de ambos proyectos se ha avanzado lo suficiente, teniendo solo algunos detalles sobre los cuales el Comité Político tiene que ponerse de acuerdo.
“Es impostergable el conocimiento del proyecto de Ley de Partidos”
Apunta el senador por Santiago que la Ley de Régimen Electoral junto a la Ley de Partidos, son alas de un mismo pájaro, argumentando que esta tiene que discutirse por lo que implica para la sanidad y transparencia de los procesos.
“Se requiere de normas que eviten, entre otros aspectos, que las manifestaciones de partidos en las campañas afecten el tránsito o el medio ambiente. Si no aplicamos correctivos, quedaría todo en el caos” apuntó Julio Cesar Valentín argumentando que en estos casos debe haber una estrecha relación entre el civismo y los controles.
Concluyó sus declaraciones explicando que en el conocimiento de una Ley de Partidos y la reforma a la vigente Ley Electoral estará la clave para procesos electorales participativos, activos y sin cuestionamiento alguno.

Proyecto de Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas

Pasadas las elecciones del 15 mayo y la conformación de la Junta Central Electoral, se ha vuelto a poner sobre el tapete la necesidad de aprobar la Ley que norme el funcionamiento de los partidos y la actualización de la Ley de Elecciones supeditándolas al marco jurídico de la reforma Constitucional del 2010.
Como lo ha dejado ver Julio Cesar Valentín, es impostergable que el Congreso de la República conozca, discuta y apruebe estos proyectos, que derivarán en mejoría del sistema democrático.
En el PLD se ha asumido este compromiso, su organismo de dirección ejecutiva, el Comité Político, lo ha discutido de manera prolongada e incluso tiene un amplio consenso, quizás existan divergencias de criterios en unos pocos puntos, que no llegan a cinco.
Se tiene voluntad para que los anteproyectos se conviertan en proyectos y más temprano que tarde, con los aportes de los congresistas, generar estas esperadas leyes.
Se recuerda que el presidente Danilo Medina en un discurso que pronunció en el acto de entrega de su certificado de elección como presidente de la República para el periodo 2016-2020, se comprometió a buscar el consenso necesario para impulsar la aprobación de esa iniciativa con el mayor apoyo posible.
Se ha llegado al consenso sobre la ley de partidos, que fue aprobada en la Cámara de Diputados, pero que por la oposición que encontró del denominado PRM, a quien no le interesa para nada estas leyes, fue necesario retirarla del Senado, por lo que la acción de ese partido truncó la aprobación de anhelada ley.
Basado en un anteproyecto presentado por la Junta Central Electoral, el PLD lo trabajó presentando un anteproyecto de Cinco Títulos, 75 artículos y 2 Secciones, que es bastante amplio y ya ha sido conocido por las bancadas en el Congreso.
El PLD ha postergado su discusión, se ha integrado a diferentes escenarios, analizando y estudiando los anteproyectos, inclusive mediante derecho electoral comparado, pasos con los que se ha procurado el mayor consenso posible, que permita que el instrumento legal, que finalmente se apruebe, cuenten con el mayor respaldo que se pueda conseguir, porque a mayor respaldo, mayor legitimidad.
Uno de los puntos que ha generado mayor discusión en la ley de partidos es el que tiene que ver con la realización de primarias simultáneas, de la que se tienen dos puntos de vista en el PLD, que se impone unificar, para de una vez y por todas, contar con una regulación justa que evite el desorden, la francachela y los manipulados cuestionamientos a la organización de las elecciones.
http://vanguardiadelpueblo.do/

No hay comentarios:

Publicar un comentario