lunes, 3 de octubre de 2016

“Genocidas de Saco y Corbatas”

Los escritores de la historia han patentizado como genocidas a Josef Stalin de la antigua URSS, Adolf Hitler de la Alemania Nazi, Mao ZeDong de la República Popular China, Saloth Sar de Camboya conocido como Pol Pot, Benito Mussolini de la Italia fascista, Augusto Pinochet de Chile, Osama Bin Laden ex – líder de  Al Qaeda, Idi Amín Dada de Uganda, Saddam Hussein de Irak,  y a muchos otros cuyos nombres no han sido tan dimensionados, sin embargo, el problema de la historia sobre todo la que recoge los conflictos de esta naturaleza es, que quienes la escriben son los triunfadores del conflicto, o en su defecto, aquellos selectos miembros del reducido grupo acreedores del Hard power (Poder Duro) descrito por el profesor de  Harvard y  geopolitólogo estadounidense Joseph Nye.


Si bien es cierto que, fueron horrendos los crímenes cometidos por la GESTAPO Alemana, la KGB Rusa, la OVRA Italiana,  los Jemeres Rojos de Camboya,  la DINA de Chile,  las SRB y PSU de Uganda,  el BAZZ  de Irak  y la revolución cultural de China etc, no menos cierto es también, que han habidos y todavía hay muchos genocidas anónimos beneficiados por los escritores o hacedores de la historia, como por ejemplo, los protagonistas de la mal llamada Santa Inquisición, así como los lideres Draconianos de Gran Bretaña John Major y Tony Blair y los Ex –presidentes de los EEUU Harry Truman, Bush padre y Bush hijo junto con todos los crímenes de la CIA, lo que para confirmar dicha aseveración solo tendríamos que preguntarnos, si Alemania hubiera ganado la segunda guerra mundial quienes serian los Genocidas?

 

Genocidios de Saco y Corbatas

Si extrapoláramos al día de hoy la incólume obra del extinto y legendario escritor Uruguayo Eduardo Galeano, deberíamos inferir que, las venas abiertas se han globalizados, y que hoy más que nunca, siguen amenazando y matando a los nadie, esos que siguen valiendo menos que las balas que los matan, con la diferencia de que hoy esas balas se han convertido en multinacionales, las mismas que disfrazadas de una gran coalición quitaron la vida a más de 200,000 personas en la operación tormenta del desierto de 1991 y ya de manera más descarada le quitaron la vida a más de 1 millón de personas en la mal llamada operación libertad Iraquí de 2003, cuyos objetivos reales eran, son y serán, el control total del petróleo de la zona. 

Los mismos EEUU reconocieron en el año 1945 que el petróleo de la región del Golfo, es una fuente estupenda de poder estratégico y uno de los premios materiales, más importantes en la historia de la humanidad, además, ya está técnica y científicamente comprobado que la región del Golfo suministrará alrededor de dos tercios de los recursos de energía que utilizará el mundo entero en la próxima generación y por esa razón, abundan las ambiciones de estos genocidas de sacos y corbatas, dispuestos a matar países enteros si fuere necesario, con el objetivo final de lograr el fenómeno de capitalización y revaloración de sus acciones al igual que logró curiosamente  entre 2003 y 2007 la  Halliburton Company,  cuasi-propiedad del ex–vicepresidente de los EEUU Dick Cheney, acontecimiento del que solo podemos decir, vaya que casualidad!  

Los Genocidios disfrazados del Siglo XXI!

El éxito de estas multinacionales y las grandes potencias ha consistido en disfrazar y limitar el concepto de genocidio, al exterminio de personas por asuntos étnicos, raciales o religiosos, gracias a que los estómagos hambrientos de los pobres del mundo no saben nada de geopolítica, ni de libre mercado, ni mucho menos de macroeconomía, es por esa razón, que nadie entiende que cuando se mata el ecosistema a través del derrame indiscriminado de petróleo, también se están matando a millones de personas de futuras generaciones, que el efecto invernadero cuya mayor acentuación es después de la revolución industrial está acabando con la atmósfera, que se traduce en calentamiento global y por consiguiente en muerte de personas, y los pobres tampoco saben, que cuando estas grandes empresas cortan un árbol o depredan un río no sirven de nada ni el Welfare, ni el Medicare, ni los jodidos cupones!  

Los genocidas omnipresentes de saco y corbatas, son los mismos que patrocinaron la muerte de más de 150,000 personas y más de 2 millones de desplazados en Sierra Leona para conseguir los diamantes de ese pueblo, los mismos que de manera subrepticia mantienen y apoyan la masacre que persiste en Siria, donde ya hay más de 10 millones de desplazados y más de 500,000 muertos, con el único objetivo de al final apoderarse de sus grandes recursos naturales, como el petróleo y el oro que abunda allí, son los mismos que desde yá mataron a las futuras generaciones Haitianas con el saqueo y la destrucción natural de ese país, los que matan a muchos con el cianuro lavando el oro que se roban en Latinoamérica y los mismos que ahora andan por el mundo quitando visas a quienes no claudican ante su omnipotencia.

Autor: Lic. Manuel Cruz
Abogado, Consultor & Analista Político y Comunicador




No hay comentarios:

Publicar un comentario