Con la tecnología de Blogger.

Archivo del blog

PUBLICIDAD

miércoles, 6 de agosto de 2014

El PLD, indetenible

Los valores del Partido de la Liberación Dominicana, probados y apuntalados por las más sanas prácticas políticas, garantizan al país la eficacia de un instrumento diseñado con el mayor esmero por un especialista en la defensa de los mejores intereses nacionales y la lucha por el bienestar del pueblo, el profesor Juan Bosch.
En cada proceso, el país verifica la renovada vocación disciplinaria del PLD, el respeto a sus normas estatutarias, unidad de propósitos, constante actualización y adecuación a los requerimientos del presente con proyección de futuro.

Vanguardia del Pueblo ya recoge la aplicación de las decisiones adoptadas en el Congreso Norge Botello en lo referente a temas fundamentales como la educación política, la organización y la comunicación, entre otros.
También resaltan los trabajos, que como cada año por mandato del Comité Político, realiza la comisión encargada de organizar las elecciones de bufetes en los municipios. Para esos fines, el PLD reunió a sus alcaldes, encargados de distritos municipales y demás directivos, para trazar las líneas a seguir el próximo dia 16 de este mes.
Por las mismas atribuciones estatutarias el Comité Político igualmente deberá orientar la elección de los bufetes directivos del Senado y de la Cámara de Diputados, dentro de la tradicional armonía peledeísta, en una decisión tomada como siempre, en función de los intereses del país y del PLD.
Mientras eso sucede, la población observa en la acera contraria, los efectos de la división y el caos, pues la diferencia entre el PLD y sus opositores es sencillamente abismal.
El magnífico desempeño de los gobiernos peledeístas y la creciente identificación con sus ejecutorias ha desatado el pánico entre los adversarios, que no encuentran más estratagema a la cual acudir para intentar confundir a la población en su vano afán por parar el avance morado.
El más reciente episodio de la cadena, montó una manipulación a declaraciones ofrecidas por el embajador James Brewster, que la embajada de los Estados Unidos, tuvo que desmentir al ser profusamente repudiada como injerencista.
La lamentable tergiversación de que fue objeto el señor Brewster por parte de opositores al PLD enquistados en algunos medios informativos quedó evidenciada, lo mismo que las arteras diatribas echadas a caminar con el propósito de crear la falsa impresión de diferencias inexistentes en el liderazgo peledeísta.
El pueblo ha apostado a la democracia, y ejercido libérrimamente su derecho de escoger a quienes deben representarlo en el Ejecutivo, las cámaras legislativas y los municipios.
Por eso en los sectores sensatos de la sociedad causa sorpresa que algunos dirigentes y líderes de opinión de la oposición, pretendan cuestionar la legitimidad de la primacía del PLD en instancias ganadas libérrimamente por el voto popular.
La correlación que hoy favorece al partido que fundara Juan Bosch, es similar a la del año 2002, cuando el PRD, a cargo del Ejecutivo, obtuvo 29 de los 30 senadores y la mayoría casi absoluta de las sindicaturas.
Para entonces, ninguno de los grupos y líderes mediáticos opositores habló de concentración de poderes, dictadura de partido, ni nada parecido.
Tampoco hablan de cómo el PRD descalabró al país, llevando a la pobreza un millón 500 mil dominicanos y cerrando las puertas del crédito financiero y la confianza nacional e internacional.
Deberían reconocer, como lo hace la mayoría de la población, que la administración peledeísta ha recuperado la economía, la confianza y la dignidad nacional y que por eso es el respaldo al PLD y sus aliados en cinco elecciones consecutivas…
En consecuencia, pierden su tiempo quienes aúpan provocaciones y pretenden sembrar cizaña entre el PLD, el gobierno y los aliados del Bloque Progresista, que se solidifica cada vez más, mientras fallan los intentos por conformar una coalición que pueda competir con el Partido de la Liberación Dominicana.
Los trabajos de marketing político y mediático sólo les sirven para desperdiciar recursos tras una pretensión que no germina, ni tiene posibilidad de éxito.
La componenda está definitivamente acorralada; pero no hay que esperar resignación, sino la continuación de un frenético activismo, que habrá de ser afrontado con la inteligencia que desconcierta a los detractores.
El PLD y sus aliados no pueden dejarse distraer, y por el contrario mantener la mira en los cambios fundamentales que se operan a favor de toda la colectividad, y particularmente de los más necesitados.
Este no es un país de locos como para exponerse a nuevas aventuras similares a la que nos hizo retroceder más de diez años con la fatídica gestión del PRD-PPH del 2000-2004.
Al Informar que en los dos últimos años más de 500 mil han salido de la pobreza, el Ministerio de Economía y Planificación revela que el país continúa en un proceso de recuperación, tras la debacle del 2002-2004, cuando el deterioró fue de tal magnitud, que lanzó a un millón 500 mil dominicanos a la pobreza.
La gestión 1996-2000 del PLD, entregó una economía con ingresos por familia de 11 mil pesos mensuales en promedio; Y tras la gestión de cuatro años del PRD-PPH esas entradas familiares se vieron reducidas a 7 mil pesos mensuales.
Ese cuadro es lo que llevó a las administraciones encabezadas por el ex presidente Leonel Fernández a incorporar políticas económicas y sociales para recobrar la confianza, y reiniciar el crecimiento con estabilidad que permanece en la actual administración del presidente Danilo Medina.
Los gobiernos morados han sido coherentes en su compromiso con la creación de riquezas, la estabilidad económica y la eliminación de la pobreza, luchando contra la desigualdad que algunos encumbrados sectores pretenden mantener con el concurso de grupos perfectamente situados como adversarios del PLD y contrarios al interés nacional.
El país y el mundo seguirán siendo testigos de la eficiencia del PLD, la explicación de que continúe en el poder, y de que hasta los analistas más alejados del boschismo, se inclinen a concluir que el Partido de la Liberación Dominicana seguirá avanzando en el proceso de modernidad y desarrollo, contra la pobreza y la desigualdad, de la mano del pueblo dominicano.
http://vanguardiadelpueblo.do/ Por:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario